DESCRIPCION DE LA LAGUNA DE VILLENA

May 1, 2020   //   by jesus.rocamora   //   Blog  //  No Comments

Extracto del informe elaborado por los peritos para la Real Hacienda sobre el reconocimiento de La Laguna y aguas de la ciudad de Villena y el perjuicio que causan a esta ciudad, extraida del volumen encuadernado de fecha 22 de junio de 1826 que existe en el Archivo Histórico Nacional y que contiene la relación de documentos relativos a la desecación de La Laguna, concesión del dominio de la misma al Marqués de la Lealtad, y problemas que se generaron con los propietarios colindantes, así como la demarcación de la misma, y otros aspectos que iré transcribiendo. Dejaré la mayor parte de las expresiones tal y como se transcriben excepto las que considere que he de adaptar para una mejor compresión.

SIMULACIÓN SOBRE VISTA SATÉLITE

Formase la laguna de las apuntantes fuentes de Caudete, Campos, Mergelinas, Mellinas y Archipreste que nacen en la extensión de un valle dilatado al noroeste de Villena o cahen a Él y después de beneficiarse algunas pocas tierras con sus aguas, reunidas estas en un pantanillo juncoso, pasan un puentecillo vecino de la fabrica de sal de Vuestra Magestad establecida sobre los cerros de Cabezuelas, y corriendo por entre estos y los de Florijuan en un corto canal se estienden y dilatan por un gran campo o valle formado al este por la continuación de los dichos cerros de Cabezuelas hasta el de Polovar y por el O. uniéndose al de Florijuan a la falda del Cabezo de las Virtudes el que se dilata al S. uniéndose con las Sierras del Castellar hasta el Cerro del Cabezo Gato que con el insinuado del Polovar cierran este Valle en donde detenidas las aguas forman esta Laguna que aseguran los prácticos, y aun se manifiesta del terreno, que jamás en su mayor profundidad puede pasar de seis pies de agua (1,67 m). Más la longitud de esta será de siete mil ochocientas varas (7114 m) y su latitud de dos mil (1824 m) al poco más o menos, hallándose cortada o dividida por una lengua o península que forman los Cerros Bermejos y Mosquitos apoyando su ismo al este y abanzándose hacia el S. y por esta a la parte del N. se dirige el camino de Yecla que viene de Villena y atraviesa del E. a O. todo el ancho que pueda de la Laguna por una calzada de unas quinientas varas (456 m) hoy derruida e inundada.

La Laguna contiene en su centro varias isletas que los naturales llaman hinchas, y la nombrada Redonda nace una fuentecilla dulce de corto caudal, más el suelo de dicha Laguna por su fondo de tarquín es indubitablemente fértil para toda suerte de frutos según se advierte de sus inmediaciones. También se notan al contorno de la Laguna otras varias fuentes, siendo algunas saladas y la mayor parte dulce, llamada del Chopo, fluye de las juntas y entre-capas de piedra caliza que forman el Cerro donde se haya situado el Convento de las Virtudes no pudiendo hacerse juicio de la cantidad de sus aguas por ocultarse y disiparse entre los juncos y arenas, aunque se advierte suficientes para dar movimiento al Molino vecino, y son estas las que conducidas por la azequia que llaman del Conde con las que la entran de la falda del Zaraizejo, van por la orilla de la misma Laguna hasta pasado el Cerro Cabezo Gato y Puetecillo del camino de Murcia donde aumenta dos de las abundantes filtraciones que reciven de las detenidas en la Laguna por hallarse esta con dos pies de mayor elevación por aquel extremo, y de las sobrantes de Villena corren por el valle pantanoso del Salador y campo de Santa Olalla, curso natural de todas ellas hasta la represa del inutilizado pantano de Sax, en donde puede hacerse juicio, compone un perfil de veinte pies superficiales con una velocidad regular según aparece en las azequias que dejando el albeo natural, se sacan y elevan para beneficio de Sax, Elda y Novelda; las sobrantes de estas y de  las que se adquieren por otras azequias de los abundantes nacimientos del curso de toda la rambla pasan a Elche.

Del lado del E. al pie de los citados Cerros Cabezuelas, se manifiestan las otras fuentecillas que por el Saladar infestan y contagian las dulces de Caudete, campos y demás que vierten en la Laguna, siendo la principal y mas abundante la del Salero que nace dentro de un pozo en terreno yeseral y corre a introducirse en la laguna después de haber surtido aquella Real Fabrica con la necesaria para sus labores, y las otras filtran en pequeñas cantidades por toda la orilla y se unen con las dulzes dejando en estas sus sales con perjuicio de la Real Hacienda como igualmente lo hace otra que nace al pie de dicho Cabezo Gato, casi igual a la del salero la que sin introducirse en la Laguna forma una pequeñuela, y de ellas se filtra a la azequia del Conde; más el todo de la agua de estas fuentes saladas se regula que no puede exceder de cincuenta a sesenta dedos cantidad tan pequeña que sin duda se disiparía en un corto pantano si no se uniere al las que vierten las citadas fuentes de Caudete, Campos y demás que forman la Laguna por tener embarazado su curso natural, dando lugar a que se corrompan y contagien todas con las saladas, infestando el ayre en perjuicio de los pueblos vecinos que en poco o nada las disfrutan.

Queda dicho cuanto hemos observado en orden a la situación y extensión a la Laguna, y aguas que la componen y circundan, en lo que vamos conformes según parece de las certificaciones adjuntas con los Peritos don Nicolas Hernández y José García, vecinos de esta Ciudad de Villena, y con don Gines Buitrago, José Martínez de la de Murcia, a quienes se nombraron como prácticos conocedores de estas tierras y otras de igual naturaleza haciéndose ver que esta Laguna es puramente voluntaria, pues si el corriente de las aguas de Caudete, Campos y demás corrientes no se hubiera estorvado por los derechos que se suponen adquiridos por los pueblos de más bajo sobre las aguas dulces sobrantes de la Fuete del Chopo para encauzarlas y conducirlas a su beneficio sin mucho de las saladas, lo que no debieron hacer sin dejar libre el curso natural de las mas elevadas por los campos del salador y de Santa Olalla que han ocupado con la azequia llamada del Conde desde el fin de la Laguna hasta el pantano de Sax circundado, cerrando y conteniendo las aguas de aquella y las de abenida con un maleconcillo, naturalmente derramarían y se abrirían cauces, si no tan profundo que desaguasen totalmente la Laguna, a lo menos reducirían su extensión y aun alcanzarían su disipación. También entonces el depósito de sales sería menor e infestarían hasta, poca cantidad o ninguna de aguas dulzes, lo que demuestra patentemente al ver que la superficie de la Laguna se halla hoy por su estremo dos pies superior a los tres de la altura que van de agua por la azequia del Conde, y visto que esta tiene sobre dos pies de descenso en muy corta distancia que hay hasta donde sacan la que necesitan para las pozas de los Esparrales, es inegable que con solo dejarla ir a dicha azequia cuasi desaguaría la Laguna, se harían panificables muchos campos y no sería mal sana Villena, tampoco sus caseríos inmediatos, ni inabitable como lo está el Convento de las Virtudes.

Los derechos que la Villa de Sax, Elda y Novelda en común expusieron al Consejo revirtiendo este desague son infundados pues dicen que por el bien de los otros no han de padecer el perjuicio que les resultaría en regar sus tierras con la mezcla de las aguas saladas que perderían sus tierras panificadas y plantadas con la dulzes del Chopo, y que no serían potables por la Villa de Novelda, que carece de otras para ese fin sin mediar la posivilidad del desagüe fuera de aquel riesgo, y sin calcular la indispensable disipación de aquella corta porción de aguas saladas mezcladas con tanta mayor de dulces trabajadas por un largo curso entre tierras y piedras, y a que en el día riegan y beben de las que transportan y se filtran de la depositada y contagiada de la Laguna que aumenta las del Chopo más de una cuarta parte sin hacerse sensibles sus sales aun para aquellos que las beben; siendo también de considerar el patente aumento que para aquellas Villas tendrían todas las aguas  surgentes, el beneficio que conseguiría Villena con el ¿avenamiento? de sus huertas inundadas por la grande abundancia de aguas que nacen en la misma ciudad y su término, y que se aumentarían otros con el cultivo del suelo de la laguna, con el terreno donde se halla el pantanillo juncoso antes de esta y con el que hay desde el extremo de ella hasta la derruida presa de Sax, que los tres podrían componer una grande porción de tierra fértiles con el cultivo continuado de algunos años.

Ya queda demostrada la situación de la Laguna, aguas de que se componen y extensión que ocupan, la posibilidad de su desagüe y las ningunas sales que se advirtirían ya mezcladas unas aguas con otras, si les dejasen curso libre y continuado; y pasamos a manifestar el uso que hacen de estas aguas las Villas de Sax, Elda, Novelda y Elche, y los perjuicios que las tres primeras cada una en particular exponen les resultaría por el desagüe y continuado curso de todas ellas aunque lo reconocen posible y beneficioso para Villena y Elche, siendo por descontado patente el aprovechamiento que hoy hacen de ellas y tan ventajoso como se manifiesta de la frondosidad  y hermosura de sus tierras labradas y dispuestas al riego en toda la extensión que les ha permitido la situación del terreno donde ya se ve bien recompensada la aplicación de aquellos vecinos.

Notas.

1 vara Villena 0,912 m

2 pie castellano 0.2786 

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

INGENIERÍA TOPOGRÁFICA

Jesús Rocamora Esquiva
Ingeniero Técnico en Topografía
COLEGIADO Nº 3326
639 389 333
jesus.rocamora@ono.com

Visitas

  • 713Este artículo:
  • 116901Total de lecturas:
  • 71Lecturas hoy:
  • 108Lecturas ayer:
  • 849Reads last week:
  • 2792Reads per month:
  • 79642Total de visitas:
  • 26 octubre, 2014Este contador comenzó:

Entradas recientes

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com